Uncategorized

LECCIONES PARA EMPRENDEDORES 3: Serie

Félix Miranda Quesada
Félix Miranda Quesada
Contador Público Autorizado

Compárese con usted mismo, no con otros

Sin duda, es muy fácil ver lo que hacen otras personas en sus proyectos y negocios, sobre todo actualmente, en las redes sociales. Y, no solo verlo, sino compararse con eso. Pero algo que usted debe tener siempre presente es que usted es único e irrepetible y así puede llegar a ser su proyecto o emprendimiento.

Las habilidades, recursos y fortalezas que usted posee suelen ser diferentes a las de cualquier otra persona emprendedora. Es por eso que usted debe pulir y usar sus fortalezas, buscar y hacer uso de sus propios recursos, cuando esto sea posible. Tendrá que usar todo lo que usted tiene a su alcance, incluso su voz, como veremos en otra de mis entregas.

Hago énfasis en que usted tiene que concentrarse en quién es usted, qué es lo que sabe hacer mejor, en qué está enfocado, y hacer todo lo posible para no verse afectado negativamente al compararse con otras personas u otros emprendimientos; lo cierto es que, sin poder evitar ver lo que otros hacen, no debe concentrarse en eso; porque no tiene que sentirse como si estuviera en una competencia, porque esto lo podría llevar al fracaso.

Recuerde que no es una competencia y, de hecho, en el mundo moderno se ha dejado de hablar de competencia para hablar de coopetencia. Se entiende la coopetencia  como “la colaboración oportunista entre diferentes actores económicos que son además competidores” (Definición tomada de Wikipedia), nótese que a diferencia de la competencia en el sentido tradicional, se nota la presencia de la cooperación. Usted está en su propio carril, en su propio camino, no importa quien llegue primerio, lo importante es llegar. Por lo tanto, hay otro campo en el que puede ser beneficioso ver lo que hacen otras personas en su industria o las personas en otras industrias para que pueda inspirarse y aprender de ellos, sin verlos como una competencia para desgastarse.

Es probable que quiera ver los errores de otras personas y aprender de sus errores, o simplemente se inspire o motive por lo que ve en los emprendimientos de sus colegas. Es mejor tener un colega que un competidor. Es grandioso ver a otras personas y poder aprender de ellas.

Usted es único, su proyecto es único

Use “la competencia” de forma positiva, no permita que la comparación lo lleve a un estado negativo, porque si se compara de manera enfermiza con otros y se siente mal consigo mismo después de esa comparación, podría generarse inseguridad, y verse afectado emocionalmente.

Lo dicho en esta lección, podría no importarle o afectarle a muchos, incluso podrían sentirse motivados e inspirados; pero no es siempre así. Por lo tanto, si nota que la comparación lo hace sentirse negativo, no se compare y trate de concentrarse en lo que usted tiene, porque podría estar haciendo una comparación desigual, de circunstancias y tiempos desiguales, como, por ejemplo, estarse comparando con alguien que tiene más tiempo en el negocio o cuenta con mejores herramientas y mayor capacitación. Piense positivamente en que, talvez, en las mismas circunstancias otra sería su condición.

Alguien ha dicho que “toda comparación es odiosa” y sí, lo es, según la forma en que veamos a nuestra competencia. Si nota que alguien ha llegado lejos en su emprendimiento y está más avanzado que usted, no considere que usted es inferior o menos capaz; piense en el trabajo que ya ha recorrido quien va adelante y siéntase motivado a seguir, sabiendo hasta dónde puede llegar usted y hasta sobrepasar. Todo son etapas, todo son pasos, y todos empezaron de cero. Incluso, en el comienzo, no todos empiezan con las mismas ventajas, con los mismos recursos y con las mismas facilidades. No sea injusto con usted mismo o con su proyecto, haciendo comparaciones desiguales.

La conclusión de esta lección es, concéntrese en usted mismo y en sus proyectos, perfeccione sus fortalezas,  no envidie la competencia pero aprenda de ella todo lo positivo que pueda. No copie lo de su competencia, aproveche lo positivo y adáptelo a su negocio; mejore la receta si esto es posible; aprenda de su competencia todo lo que pueda, convirtiéndolo en coopetencia, y aproveche todo aquello de que disponga para el desarrollo de su negocio.

ASPECTOS QUE PUEDEN CONTRIBUIR A TU FELICIDAD EN EL 2021

 Por:

Félix Miranda Quesada
Félix Miranda Quesada
  1. Escribe tus metas.

Tómese el tiempo para llevar a cabo este ejercicio tan importante y vital.  ¿Qué quiere lograr en los próximos 12 meses? No solo piense en sus metas, ¡anótelas! Diversos estudios han demostrado que el solo hecho de tomarse el tiempo para escribir tus objetivos aumentará drásticamente la probabilidad de alcanzarlos. ¡Así que anota todas y cada una de las metas que pretendes alcanzar en este año 2021!.

  1. Suelta “el pasado”.

Es hora de dejar atrás el pasado, incluso el más reciente, es tiempo de dejarlo atrás. Seamos realistas, no podemos cambiar el pasado. Se oye drástico decirlo pero, el pasado ya ni siquiera existe. El único lugar donde existe es en tu mente. Déjalo ir. Aprende las lecciones, busca los aspectos positivos y agradezca lo que “es hoy” y lo que “será mañana”.

Nos esperan grandes cosas y solo hay que estar dispuestos a recibirlas. Y es difícil recibir las cosas nuevas y buenas cuando nos aferramos a las cosas negativas del pasado. Así que, vamos hacia adelante.

Vivir el presente y esperar el futuro
Vivir el presente nos ayuda a ser felices
  1. Perdona

Resentimiento, enojo, ira, raíz de amargura; son cosas que estorban y quitan espacio a las cosas buenas. Es hora de perdonar y, sacar de nosotros todos esos estorbos que nublan la felicidad, es hora de dejarlos ir. La persona más herida cuando no perdonas eres tú mismo. No permitas que nada ni nadie alquile un espacio en tu cabeza.

Por qué la gente hace lo que hace o dice lo que dice, a veces ni siquiera ellos mismos lo saben porque ni siquiera se conocen a sí mismos. No intentes analizarlo para llegar, talvez, a hacer que signifique algo que no significa. Eso es solo energía desperdiciada. Solo perdona y sigue adelante. Así se engrandece a sí mismo como persona. A veces necesitamos, incluso, perdonarnos a nosotros mismos por algo que hemos hecho o dicho; si esa es la situación, perdónese y siga adelante. Nadie es perfecto. Todos cometemos errores y hemos hecho y dicho cosas de las que no estamos orgullosos: libérate de ello y perdónate.

Hoy es un nuevo día, es un nuevo año. Elige ser mejor persona que la que fuiste hasta ayer comenzando este día en adelante y conserva tu felicidad.

Hasta el próximo consejo…

SOBREPONIÉNDOSE A LOS MOMENTOS CRÍTICOS Y DIFÍCILES DE LA VIDA

Por:
Félix Miranda Quesada (*)

Félix Miranda Quesada

Dicho como en el título de este corto artículo, es totalmente entendible, pero si decimos resiliencia, talvez sea un poco más difícil entender de primera entrada, de qué estamos hablando. Sobre todo para las personas que por razón de su oficio o profesión no vive actualizándose en temas del lenguaje.

La resiliencia: tema de actualidad

En la actualidad es común escuchar hablar de resiliencia o leer sobre el tema de la resiliencia, lo que no es otra cosa que “la capacidad de sobreponerse a los momentos difíciles o a situaciones inesperadas, con clara connotación de volver a la normalidad”.

La palabra resiliencia se refiere a la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y difíciles y adaptarse luego de experimentar alguna situación inusual e inesperada. También indica volver a la normalidad. En este sentido se sabe que algunas personas tienen una gran capacidad para superar las adversidades y avanzar hacia cosas mejores en su vida. Pero, aun y cuando se dice que no se relaciona con aspectos genéticos, lo cierto es que, aunque no todas las personas poseen esa capacidad o habilidad, todas pueden lograrlo.

Las personas con resiliencia no necesariamente son conscientes de poseer esa capacidad, sino hasta que la aplican en su vida, demostrando su espíritu de lucha, esfuerzo y sacrificio, teniendo siempre el deseo de salir adelante.

Ahora bien, la persona resiliente (con capacidad de resiliencia) no solo sabe o logra sobreponerse a la adversidad, sino que es asertiva en sus acciones, opiniones y decisiones; ve con positivismo las cosas que puedan ser tomadas como negativas como la enfermedad, una recesión económica que podría significar la quiebra, incluso de sus negocios o la pérdida de su trabajo.

Contextualizando la resiliencia

Y, tratándose de la parte práctica, que es lo que podría interesarnos más allá de conceptos teóricos, podríamos comparar de manera acertada, a la resiliencia, con la fortaleza, la resistencia, el coraje, la valentía; aspectos todos, sobre los que es posible trabajar si no se cuenta con ellos de manera espontánea y natural. Y, considero que es un deber trabajar en ello y lo invito a hacerlo, amable lector. Para ello, deberá buscar una fuente de inspiración, algún ejemplo a seguir o alguna razón para luchar. Pero, sobre todo, buscar la fortaleza en Dios para que pueda decir, parafraseando al salmista bíblico: “Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; seré ungido con aceite fresco” (Salmos 92:10). Esta fuerza le permitirá superar cualquier obstáculo y no ceder a las presiones de la vida, no importa cuál sea la situación.

Cubrirse de resiliencia nos ayuda a tomar decisiones correctas, venciendo temores y miedos y logrando así, una superación en nuestra vida, en cualquier campo, que redunde en nuestro bienestar y en el de nuestros seres queridos.

Como conclusión, es necesario que trabajemos en el desarrollo de la resiliencia, apropiarnos de esta cualidad, para poder creer y vencer todas las adversidades que impiden nuestro desarrollo personal, material y espiritual. Trabajemos en ello. Anímese.

(*)
Contador Público Autorizado
Administrador Financiero

TRISTEZA, CORAJE Y LÁSTIMA

Por:
Félix Miranda Quesada
Contador Público Autorizado

HAY COSAS QUE CAUSAN MUCHA TRISTEZA

Hay cosas que causan mucha tristeza y, no me refiero, precisamente, a la Pandemia del COVID, ni a la crisis económica, social, laboral y cultural que se vive en Costa Rica.

Me refiero, más bien, al hecho de ver personas OPINANDO sobre eventos ocurridos en el país en materia política con rasgos legales y constitucionales inherentes a dichos eventos.

Claro, es tolerable escuchar defensas a favor de algunas acciones de personas del Gobierno, como el Presidente, el Director General de Salud y otros, basadas en aspectos como: «tiene derecho a unas vacaciones», «ha trabajado mucho», «haga lo mismo y no sufra», «envidiosos» y otras expresiones similares, cuando estas «defensas» proceden de personas no familiarizadas con la Constitución Política, Las Leyes (algunas de relativa reciente creación) sin pasar por alto, la falta de familiarización con la historia.

Pero, cuando «defensas» de esa naturaleza provienen de personas de la Academia; dígase de Abogados, Economistas, Contadores Públicos, Financistas, Profesores Universitarios, etc., causa mucha tristeza y, podría decirse que hasta coraje. Y, no por la defensa per se, o por la potencial falta de conocimiento; sino, porque tal «defensa», más que defensa, podría no provenir de un domesticado ni de un defensor, sino de uno (o varios) oportunistas, buscando migajas o el banquete mismo, cual hienas hambrientas; porque «no hay defensa gratis».