SUS PENSAMIENTOS DETERMINAN SUS EXPERIENCIAS

Félix Miranda Quesada
Félix Miranda Quesada

En efecto, todos los eventos que usted ha vivido hasta este momento han sido creados por sus pensamientos y creencias que ha tenido en el pasado.

Pero, eso es el pasado. Lo que importa es, en el momento presente, cómo pensamos y qué creemos, puesto que estos pensamientos, creencias y palabras podrían dar forma a nuestro destino. Somos responsables de todo en nuestra vida, tanto de lo mejor como de lo peor.

Todo lo que creemos podría convertirse en realidad para nosotros. Esto significa que cualquier pensamiento que tenga en su mente día tras día, durante y a lo largo de los años, pueden programar su cerebro para el éxito o el fracaso. Cambie su vida cambiando sus pensamientos. Nuestras experiencias externas están influenciadas por nuestros pensamientos internos.

Usted tiene poder sobre lo que piensa. Cuando llegue a su mente una creencia limitante, piense la creencia opuesta a eso que está pensando y, de preferencia escríbala. Hay consenso en la teoría de que escribir lo que pensamos reafirma en nuestro subconsciente ese pensamiento que, luego se manifestará en el consciente.

Es importante repetir nuestra afirmación a diario, aunque sea en nuestra mente, pues es necesario que nosotros mismos creamos lo que decimos y, debemos terminar por convencernos de que nuestra afirmación es real, en contraposición con nuestro pensamiento negativo ya desechado. Si queremos una vida feliz, debemos tener pensamientos felices. Conservar pensamientos negativos, que siempre llegarán a nuestra mente, trae malas consecuencias.

Un amigo solía decir que la mente es como un radio, al cual le llegan ondas de muchas partes, incluso de diferentes países, pero este radio tiene un dispositivo que permite sintonizar, a nuestra voluntad, las ondas (emisora) qué nos interesa escuchar.

Usted es el amo de sus pensamiento

Si usted estuviera en un lugar donde se ofrece una diversidad de platos de comida para elegir, sin duda elegiría el que más le gusta y descartaría los demás; claro, porque tiene la capacidad y la libertad de elegir y descartar. Algo similar es lo que debe hacer con los pensamientos que llegan a su mente, descarte los que no le agradan y elija el que sea de su agrado y beneficio, a veces tendrá que buscar ese “plato” en su interior y voluntad, si no está disponible.

Creo que coincidimos en que, en el ejemplo comparativo, escogeríamos cualquier pensamiento que cree una buena experiencia o una vida plena sobre cualquier pensamiento que cree problemas y dolor. Usted no elegiría un plato de comida que lo pueda enfermar. Entonces manténgase alejado de los pensamientos que crean problemas y dolor y así contribuye a que su mentes cree un presente y un futuro agradable y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *