EL ARBOL DE LOS PROBLEMAS

Autor desconocido
Presentado por: Félix Miranda Quesada

El árbol de problemas

Una mujer contrató a un carpintero para que reparara su granja. Un día, un neumático pinchado le hizo perder una hora de trabajo, su sierra eléctrica se detuvo y luego su viejo camión se negó a arrancar. La mujer lo llevó a casa. La invitó a conocer a su familia. Mientras caminaban hacia la puerta principal, se detuvo brevemente en un árbol pequeño, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

En el interior, sonrió y abrazó a sus dos hijos pequeños y le dio un beso a su esposa.

Mientras acompañaba al cliente a su coche, ella le preguntó por el árbol.

“Oh, ese es mi árbol de problemas”, respondió. “No puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero los problemas no pertenecen a casa. Así que las cuelgo del árbol todas las noches cuando llego a casa. Luego, por la mañana, los recojo de nuevo “.

“Cosa graciosa.” Él sonrió. “Cuando salgo por la mañana a recogerlos, no hay tantos como recuerdo que colgué la noche anterior”.

TRABAJANDO POR LA AUTOSUPERACIÓN PERSONAL

Por: Félix Miranda Quesada (*)
La superación personal es un aspecto muy importante de nuestras vidas, y es notorio cómo, muchas personas quieren mejorar de diversas maneras; algunos quieren mejorar su peso, algunos quieren mejorar en alguna habilidad particular que tienen, mientras que otros solo quieren mejorar en la cantidad de riqueza y calidad de vida que se enorgullecen de tener. Cualquiera que sea el caso, la superación personal es un proceso progresivo. Sin embargo, en cualquier caso, hay dos cosas que son primordiales para el desarrollo personal: la motivación y la determinación. Sin estos elementos, los esfuerzos de superación personal de uno podrían simplemente disiparse. Para asegurarse de que esto no suceda, hay tres cosas clave que se deben hacer y tener.

Inspiración

Este es un aspecto clave en la superación personal. Le ayudará a mantenerte enfocado y tendrá un rol relevante a la hora de motivarse. En muchos de los casos, la mayoría de las personas se sienten motivadas solo en las etapas iniciales. Esto implica que comienzan cuando están mentalizados, pero abandonan a lo largo del proceso. La inspiración es la solución para esta situación. Le permitirá avanzar y avanzar. Sin embargo, hay niveles de inspiración, ya que su manifestación puede ser alta o baja. Cuando está baja, la superación personal puede parecer una carga que uno se ve obligado a soportar. Si la inspiración es alta, la superación personal parecerá ser más un objetivo que uno está obligado a alcanzar. En este último caso, la inspiración lo ayudará a continuar con su proceso de superación personal incluso cuando se encuentre en momentos difíciles. Pero, ¿qué es inspiración? Una de las definiciones de “inspiración” es la siguiente: “por un lado hace referencia a la iluminación que una divinidad o una fuerza sobrenatural aporta a una persona”; pero, como en todo, debemos darle lugar a esa fuerza, haciendo uso de nuestras propias fuerzas, de ese poder interior del que hemos sido dotados.

Establecer metas

Otro aspecto que será determinante en su desarrollo personal es, establecer algunas metas que espera lograr al alcanzar su superación. Éstas deben ser metas, tanto de corto como de largo plazo. Las metas a corto plazo le ayudarán en el proceso paso a paso. Establezca dichas a corto plazo que lo guiarán en el proceso de mejora, dentro de esas metas de corto plazo se puede mencionar, ayudar a otras personas, aplicar lo logrado en algún proyecto de vida, etc. Son como peldaños hacia la superación personal. Los objetivos a largo plazo le ayudarán a evaluar su desempeño y le indicarán lo que se espera para finalizar todo el proceso. Un punto muy importante de los objetivos a largo plazo es que, una vez cumplidos, mostrarán la grandeza de su esfuerzo, sus logros y la valía de su trabajo en su superación personal, así como la inspiración y el deseo de reiniciar el proceso en otras áreas de su vida.

Crear Redes

Un paso muy importante que quiero mencionar en este corto artículo, es la utilidad de crear redes con personas que se encuentran en el mismo proceso; esto lo llevará muy lejos en su proceso de mejora y superación personal. Las Redes con personas que están en el proceso de auto ayuda, crecimiento y superación personal, le permiten intercambiar ideas, compartir herramientas y, animarse unos a otros para seguir adelante. Pudiendo llegar hasta lo que se conoce como Mastermind o Mente maestra, que no es si no, que la sinergia compuesta por diferentes ideas y opiniones. 

Es muy importante, cuando se crean Redes, buscar la ayuda de algún mentor o consejero, en el campo que se esté desarrollando alguna actividad, proyecto o emprendimiento para que le brinde apoyo al grupo; hay muchas personas deseosas de ayudar al crecimiento personal de otras personas.

 

SU HISTORIA DE AYER COMO PUNTO DE PARTIDA

Por: Félix Miranda Quesada (*)

¡Hola!! Qué tal ha ido su semana ¿cuál fue su “historia” a lo largo de ella? ¿Lo recuerda, la grabó o la escribió? Más importante, ¿recuerda lo más importante de ella?

Si no, es hora de hacerlo y eso es muy importante. Incluso si no tiene idea de para qué la usará, lo cierto es que tenerla presente es importante. Formar el hábito de recordar lo bueno de la vida y buscar algo mejor cada día es increíble. Pero, en lo que respecta a los negocios, a los emprendimientos, a los planes y expectativas, o, en resumen, a la superación personal, siempre hay algo que contar, por lo que no es mala idea tener ese ayer como inspiración y punto de partida, porque el ayer nunca es malo y siempre podrá ser el principio de algo mejor.

Talvez este fin de semana sea un momento adecuado para reacomodar sus ideas, descansar, compartir en familia y realimentar su mente, sin descuidar los buenos pensamientos enfocados a su progreso y crecimiento. Talvez podría reflexionar un poco y pensar en un tiempo en que las cosas no salían exactamente como deseaba. En esos momentos, todos tuvimos opciones. Sentarse y deprimirse, quejarse, llorar, culpar a su amigos, a su jefe, a su esposa / esposo, o… hacer algo positivo al respecto. Elija siempre, hacer algo positivo, aunque parezca difícil y de mucho esfuerzo.

Talvez, muchos estén pasando por momentos difíciles a nivel personal, financiero, profesional o cualquier otro campo. No hacer nada al respecto no lo solucionará. Culpar o quejarse, no lo solucionará. La única forma de arreglar donde se encuentra actualmente es actuar, partiendo de lo que se tiene. Cuántas veces he estado a punto de desmayar y fallar, en el trabajo, en la Universidad, en mis relaciones sociales. Pero, siempre hubo alguien a mi lado, diciéndome que había otras opciones. Alguien que me decía, puede renunciar, puede desmayar, puede rendirse, si quiere; era un reto, pero junto a ese reto, venía el mensaje salvador: tiene otras opciones; puede luchar, seguir adelante, buscar ayuda. Por eso, estoy donde estoy! Esa voz fue de mis padres, mis profesores, mis hijos, mi esposa y hasta de mis amigos. Siempre habrá alguien a su lado, pero también debe fortalecer su “yo interior”, que podría convertirse en su mejor aliado.

Por eso, no se castigue por no lograr todos sus objetivos o propósitos al inicio. A veces somos demasiado entusiastas al principio y, por no lograrlo la primera vez, nos desanimamos, sin pensar que es apenas el comienzo. ¿Qué debería hacer entonces? Ir hacia adelante, tomar impulso y, como se dice en inglés “Focus on the target”, “enfocarse en el objetivo”. Los buenos resultados y el éxito lo siguen esperando. Si tiene que hacer ajustes, buscar nuevas herramientas o nuevos conocimientos, hágalo, pero no se rinda, porque esa sería la peor decisión. FELIZ FIN DE SEMANA.

(*)
Contador Público Autorizado
Administrador de Empresas

USTED GOBIERNA SU VIDA

Amigos y amigas. Hoy traigo un breve mensaje de motivación y ánimo, para que nos ayudemos a enfrentar los desafíos que se nos presentan a diario en nuestra vida, retos que se han incrementado con la llegada de la Pandemia del COVID-19.
Las Oportunidades de la vida
Félix Miranda Quesada
LAS OPORTUNIDADES DE/EN LA VIDA
Esperando la “Oportunidad” de nuestra vida:
 
Muchos de nosotros hemos pasado mucho tiempo (y continuamos), esperando que llegue la gran oportunidad de nuestra vida y, aunque esto podría estar referido a diversos campos y áreas en las que se desenvuelve el ser humano, en este corto post me referiré únicamente al aspecto laboral/negocios/emprendedurismo, que de alguna manera pueden ser calificados en un mismo nivel, ya que el éxito en cualquiera de ellos, nos lleva a una mejor calidad de vida en lo económico, lo social y lo familiar.
 
Sin embargo, es importante destacar que las “Oportunidades” no se esperan; se buscan, se persiguen y, en el caso de que siguiéramos pensando que “se esperan”, entonces el trabajo es prepararse para cuando lleguen (que, al final, es lo mismo).
 
Es cierto que el ser humano es muy dado a la envidia y a la crítica, vicios propios de la naturaleza humana; pero muchas veces nuestra envidia y críticas están dirigidas a personas, cuyo éxito (a cualquier nivel) es producto de sacrificios, arduo trabajo y de haber priorizado las actividades en su vida y lo he conversado con mis estudiantes universitarios, cuando hemos estado en el aula un sábado o un domingo, mientras que otras personas han elegido otras actividades menos productivas (claro, con todo su derecho), y, a la larga el tiempo que invertimos envidiando y criticando a los que han logrado el éxito, podríamos utilizarlo buscando esa gran oportunidad.
 
Nunca es tarde ni ninguna circunstancia es superior a nuestra voluntad
 
No podemos negar que las circunstancias, en el contexto actual son bastante difíciles para nuestra subsistencia y, algunas personas comentan que para ellas “es peor” porque no aprovecharon en su momento para estudiar una carrera, aprender algún oficio o iniciar un negocio. Déjeme decirle que esto último no es una afirmación del todo correcta, si se tiene el deseo y la voluntad de seguir; sí, de seguir, porque no puede negarse que independientemente de lo que se menciona y lo que hayamos hecho o no hasta este punto, la vida nos tiene que haber enseñado algo en cualquier etapa de nuestra existencia, lo cual ya es un gran avance y, eso se demuestra en el solo hecho de reconocer que “no estábamos aprovechando bien el tiempo”.
 
Los ejemplos que conozco de personas que parecía estaban iniciando tarde su carrera del éxito, son abundantes; pero no tiene importancia hacer una lista de esas personas, es muy probable que usted mismo conozca muchos casos de personas de éxito que no empezaron, precisamente, a muy corta edad y hoy son un ejemplo para muchos, por su superación y éxito, así como por la calidad de vida que hoy tienen y que le dan a sus familias.
 
Anímese a romper paradigmas, a vencer bloqueos mentales y pensamientos negativos que le dicen, que es muy tarde, porque eso no es cierto. Las oportunidades lo esperan, vaya tras ellas.
Los saluda su amigo;
 
Félix Miranda Quesada
Contador Público Autorizado
Máster en Educación

UNA NOCHE PARA RECORDAR

Una historia interesante
Por: Tina Lifford (*)
A principios de la década de 1990, una noche fatídica mientras pasaba el rato en el muelle de Santa Mónica con mi amigo Nirvana, se abrió una puerta a mi Ser, que permanece abierta y floreciente hasta el día de hoy.
Nirvana y yo pasábamos por una tienda y me atrajo un cartel provocativo en el escaparate, de la actriz Nastassja Kinski desnuda y entrelazada con una pitón birmana. Lo miré durante unos cinco minutos, concentrada en cada componente de su composición.

La proximidad de la lengua de la serpiente a la oreja de Kinski me hizo meter el dedo meñique en la oreja izquierda y liberarme de los pelos de punta que se habían metido.

Fue entonces cuando noté que una pequeña multitud se había reunido frente a otro cartel. Una de las espectadoras le preguntó a la amiga con quien estaba: “¿Puedes verlo?”

Todos inclinaban sus cabezas de un lado a otro, claramente tratando de encontrar la posición “correcta”. Otra persona dijo emocionada: “¡Lo veo!” Entonces otra dijo: “¡Estoy dentro!”. Le pregunté a Nirvana: “¿Qué están mirando?”.

Explicó que “escondida” en el póster 2-D de una escena callejera de París había una experiencia detallada en 3-D de la misma escena. Si mirabas el póster el tiempo suficiente, desde la perspectiva correcta, la imagen plana en 2-D literalmente “aparecía” en una intrincada imagen en 3-D.

Después de haber pasado unos minutos inclinando la cabeza de un lado a otro, refunfuñando, él me aseguró: “Está ahí. Sigue mirando. Yo lo vi.”

Regresé al cartel con feroz concentración. . . nada. Me acerqué, esperando que eso me ayudara a ver lo que algunos de los otros podían ver. Nada. Me aparté de ella. . . aún nada. Estaba decidido a quedarme allí mirando ese cartel SIEMPRE si tenía que hacerlo.

Entonces sucedió. De repente, el mundo tridimensional apareció a la vista durante uno o dos segundos, el tiempo suficiente para que yo supiera que lo que decían los demás era cierto.

Planté los pies y volví a mirar el póster. Me entregué a la idea de que ver la imagen era posible sin que yo supiera cómo hacer que sucediera. Mientras lo estudiaba, no tenía ninguna duda sobre el intrincado mundo que estaba escondido en ese pedazo de papel. Sabía que era real. Miré la escena de París, sabiendo que se volvería tridimensional. Y lo hizo.

No recuerdo mi camino a casa. Estaba dentro del mundo de ese póster tridimensional, caminando por sus calles, pasando por tiendas y doblando esquinas. Me quedé hipnotizada por lo detallada que era la versión tridimensional del póster y cómo un minuto estaba allí, y al segundo siguiente había desaparecido de la vista y se había convertido de nuevo en un simple póster plano.

Cada vez que perdí de vista la percepción 3-D, me tomó un tiempo encontrar el camino de regreso. Pero cada reentrada tomó menos tiempo y pude ver la escena 3-D por más tiempo.

Ver la imagen en 3-D se debió, en parte, a un cambio en mi percepción del cartel. Desde el momento en que escuché a otras personas hablar de algo que yo no podía ver, mi percepción de la vida en general se amplió. Creía en un mundo que no podía ver. Y confié en mi capacidad para ingresar.

Cuanto más vislumbraba ese mundo tridimensional, más lo buscaba y esperaba verlo. Me comprometí tanto con la imagen en 3-D que no podía mirar el póster como antes. Sabía que no representaba toda la verdad. Fue limitado.

Por supuesto, esta es una metáfora del despertar espiritual. Los maestros espirituales de todas las épocas nos dicen que hay una realidad más grande detrás del mundo que vemos y que nuestros problemas y desafíos son una cuestión de percepción. Cambiemos nuestra percepción y podremos cambiar nuestro mundo.

Comencé a ver mi tortura sagrada, mi problema personal más antiguo y desafiante, como vi el póster 2-D… presente, pero no la verdad.

Me di cuenta de que mi tortura sagrada me había condicionado a verme en dos dimensiones. Había llegado a esperar y dejar espacio para el miedo o la incomodidad asociados con él: sentir cierta ansiedad o náuseas en el estómago u otro estrés en alguna otra parte de mi cuerpo. Vivía mi vida atrapado en una imagen en 2-D de mí mismo, sobreviviendo constantemente a la inquietud que causaba mi tortura sagrada, dejando que dictara cuándo y con quién me sentía seguro.

En ese muelle, me presentaron la idea de mi Ser próspero que estaba dentro de mí esperando ser visto. Sin embargo, para conocer a este Ser, tendría que desafiar mi visión bidimensional de mi Ser.

Esa noche anuncié a mi tortura sagrada de que estaba listo para creer en una realidad más grande que ella. Comencé a mirar la vieja tortura, esperando completamente que se transformara. Y desde ese momento en adelante, practiqué mi resolución una y otra vez. Hice un pacto con mi Ser de que cada vez que comenzara a olvidar que soy más poderoso que mis desafíos, algo sucedería para recordarme. . . y algo siempre lo ha hecho.

Esto me hizo sentir que el universo me escuchaba y me respaldaba. Me acostumbré a no ver más mis desafíos y miedos como estados fijos “para siempre”. Cuando surgía el hábito de pensar a mi manera anterior, negaba con la cabeza y corregía mi pensamiento.

Con el tiempo, comencé a ver mis desafíos como pensamientos excesivos que necesitaban disciplina. Comencé a darle a esos desafíos, menos atención, en su lugar, me permití contemplar la libertad de cualquier carga.

Un terapeuta me dijo una vez que cuando algo nos persigue en un sueño, debemos detenernos, dar la vuelta y mirar lo que nos persigue. Este consejo es contrario a la forma en que solemos lidiar con las cosas amenazadoras. Corremos. Pero cuando podemos detenernos y dejar que todos los sentimientos de los que huimos nos alcancen, esta acción audaz disuelve la imagen aterradora, cambia la perspectiva y agota el poder de las cosas de las que huimos.

Ver el cambio de la imagen del póster de 2-D a 3-D me enseñó que es posible un cambio de perspectiva con respecto a cualquier tema.

Tu sagrada tortura es una mentira. Desmantelarla es posible. La deconstrucción comienza con ser valiente y recordar quién eres. Conózcase a si mismo. Luego párese frente a sus cargas, céntrese en su Ser, y dígale a su pequeño yo sobreviviente la verdad: Soy más grande que su pequeña idea de mí. Espero libertad. Me quedaré aquí todo el tiempo que sea necesario.

(*) Historia Tina Lifford. Tina Lifford es autora de The Little Book of Big Lies: A Journey into Inner Fitness, y actriz del drama televisivo aclamado por la crítica Queen Sugar en OWN: Oprah Winfrey Network. Visite su sitio web en www.tinalifford.com

SOBREPONIÉNDOSE A LOS MOMENTOS CRÍTICOS Y DIFÍCILES DE LA VIDA

Por:
Félix Miranda Quesada (*)

Félix Miranda Quesada

Dicho como en el título de este corto artículo, es totalmente entendible, pero si decimos resiliencia, talvez sea un poco más difícil entender de primera entrada, de qué estamos hablando. Sobre todo para las personas que por razón de su oficio o profesión no vive actualizándose en temas del lenguaje.

La resiliencia: tema de actualidad

En la actualidad es común escuchar hablar de resiliencia o leer sobre el tema de la resiliencia, lo que no es otra cosa que “la capacidad de sobreponerse a los momentos difíciles o a situaciones inesperadas, con clara connotación de volver a la normalidad”.

La palabra resiliencia se refiere a la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y difíciles y adaptarse luego de experimentar alguna situación inusual e inesperada. También indica volver a la normalidad. En este sentido se sabe que algunas personas tienen una gran capacidad para superar las adversidades y avanzar hacia cosas mejores en su vida. Pero, aun y cuando se dice que no se relaciona con aspectos genéticos, lo cierto es que, aunque no todas las personas poseen esa capacidad o habilidad, todas pueden lograrlo.

Las personas con resiliencia no necesariamente son conscientes de poseer esa capacidad, sino hasta que la aplican en su vida, demostrando su espíritu de lucha, esfuerzo y sacrificio, teniendo siempre el deseo de salir adelante.

Ahora bien, la persona resiliente (con capacidad de resiliencia) no solo sabe o logra sobreponerse a la adversidad, sino que es asertiva en sus acciones, opiniones y decisiones; ve con positivismo las cosas que puedan ser tomadas como negativas como la enfermedad, una recesión económica que podría significar la quiebra, incluso de sus negocios o la pérdida de su trabajo.

Contextualizando la resiliencia

Y, tratándose de la parte práctica, que es lo que podría interesarnos más allá de conceptos teóricos, podríamos comparar de manera acertada, a la resiliencia, con la fortaleza, la resistencia, el coraje, la valentía; aspectos todos, sobre los que es posible trabajar si no se cuenta con ellos de manera espontánea y natural. Y, considero que es un deber trabajar en ello y lo invito a hacerlo, amable lector. Para ello, deberá buscar una fuente de inspiración, algún ejemplo a seguir o alguna razón para luchar. Pero, sobre todo, buscar la fortaleza en Dios para que pueda decir, parafraseando al salmista bíblico: “Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; seré ungido con aceite fresco” (Salmos 92:10). Esta fuerza le permitirá superar cualquier obstáculo y no ceder a las presiones de la vida, no importa cuál sea la situación.

Cubrirse de resiliencia nos ayuda a tomar decisiones correctas, venciendo temores y miedos y logrando así, una superación en nuestra vida, en cualquier campo, que redunde en nuestro bienestar y en el de nuestros seres queridos.

Como conclusión, es necesario que trabajemos en el desarrollo de la resiliencia, apropiarnos de esta cualidad, para poder creer y vencer todas las adversidades que impiden nuestro desarrollo personal, material y espiritual. Trabajemos en ello. Anímese.

(*)
Contador Público Autorizado
Administrador Financiero

UNA IDEA ABONADA CON CREATIVIDAD HARÁ LA DIFERENCIA

Por:
Félix Miranda Quesada *
Félix Miranda Quesada

En el artículo anterior hablamos sobre la tendencia de las personas a rendirse y a abandonar sus proyectos, las excusas que suelen presentar y, una muy común de que “todo está inventado”. También hablamos de algo muy importante que, en mayor o menor grado, todos tenemos: “la creatividad” y, cómo ésta puede ser el motor generador de un emprendimiento o proyecto exitoso para mejorar nuestro estilo de vida y el de nuestra familia.

La Creatividad como proceso

Cuando usted observa un trabajo creativo, podría verlos como algo muy simple, con una belleza y utilidad envidiables; claro ahora que ya es un trabajo acabado. Y eso podría ser desde algo muy sencillo hasta cosas más complicadas; incluso, podría tratarse de cosas no tangibles, como un poema, una canción, etc. Y, es ahí donde talvez se pregunte cómo se les ocurrió la idea. Podría preguntarse ¿Cómo puedo yo utilizar ese proceso creativo en mi trabajo y en mi vida? Para empezar, debemos tener claro que la creatividad no es magia. Ésta, es una mezcla de influencia, “imitación” como lo anoté en otro artículo, pero acompañada de su propia interpretación. Puede ser más fuerte en algunas personas, pero todos podemos entrenarnos para ser más creativos. Y, lo más importante es que la creatividad es “infinita”, no se limita solo al arte, la música o a la poesía; abarca prácticamente todos las áreas del conocimiento. Todo dependerá de formarse en el proceso creativo.

Y, aunque el proceso creativo podría ser diferente para todas las personas, tiene algunos elementos o pasos básicos en común. Claro que cada paso será diferente según la persona, el trabajo, la industria, el medio u otros factores. Y, muy importante, puede tomar días, semanas o meses obtener un resultado satisfactorio, según quien lo desarrolle, ya que éste no es predecible y, en última instancia, dependerá de usted. Tenga presente, eso sí, que esto no tiene nada que ver con habilidades aprendidas en estudios formales o títulos universitarios; hablo de cualquier persona que desee cultivar y desarrollar la creatividad para lograr objetivos de superación personal.

Algunos pasos importantes en el proceso

Independientemente de las particularidades de un proyecto, un emprendimiento o un campo determinado, hay algunos pasos en el proceso creativo que pueden considerarse comunes y de aplicación general, que usted debería tener claros para ser exitoso en el proceso.

Preparación. Este paso, que podría considerase “etapa” de preparación es donde usted recoge la mayor cantidad posible de información. Deberá, literalmente, sumergirse en el material. Este paso va acompañado de la investigación. Hay tanto que aprender en cada caso y, entre más aprenda, más aumentará su creatividad. Aprender sobre gustos de las personas, marcas o productos genéricos existentes, formas de elaboración, según el caso, complementos, son solo algunos aspectos a aprender durante el proceso de preparación. Recuerde, entre más aprenda sobre lo que desarrollará, más ventajas competitivas le dará.

Incubación. Este es el paso que podría llevar un tiempo considerable. Para algunos exponentes del emprendedurismo, es aquí donde ocurre la magia. Después de absorber la información del paso anterior, debe examinar los conceptos, verlos de diferentes maneras y experimentar cómo encajan, cómo engranan y es cuando las ideas se marcan en su mente. Puede ser conscientemente o de forma inconsciente. Estando en este paso, procure en este proceso de incubación llegar a la idea maestra, haga algo que lo emocione y lo motive a continuar con este proceso creativo.

Iluminación. No sé si pueda considerarse ésta, como un paso del proceso, pero la verdad es que está ahí, y llega cuando usted ha examinado y profundizado los conceptos, cuando los ha saboreado y ha hecho ese algo que lo emocione y usted dice: “aquí está”, este es el punto; como dice el adagio popular, es donde “se le prende la bombilla, el “¡Bingo!”, momento en el que se le ocurre la idea perfecta. Es el momento a veces inesperado, pero decisivo. A veces, lo tomará por sorpresa y desapercibido; pero es el momento que debe capturar, o como dicen los americanos “grab”, agarrar tu idea, fuerte, que no se le escape o se pierda en su cerebro.

Evaluación. Esta es una etapa o paso bastante difícil; esta es la etapa de razonamiento, la parte en la que examina todas sus ideas y las reduce a lo que funcionará y lo que no. Solemos decir que aquí es, donde aplicará el descarte, ya que para cada idea o concepto presente, usted deberá preguntarse :
• ¿Vale la pena aplicarlo?
• ¿Es lo suficientemente nuevo o ha sido utilizado muchas veces antes?
• ¿Hay cambios que podría hacerle sin desecharlo?
• ¿Qué piensan mis amigos, colegas, superiores o clientes, de la idea?

Implementación. Aquí es, donde tomará valor todo lo realizado en los pasos del proceso creativo. Esta es la etapa en la que se realiza el trabajo. Es donde la idea se convierte en el producto final. Es aquí donde su habilidad, conocimiento, experiencias y el trabajo se unen para crear la solución. La obra terminada del artista creativo. Y, claro, es aquí donde resulta el producto del empresario/emprendedor que presentará a sus clientes para satisfacer una necesidad de ellos.

Concluyo, diciendo que, la creatividad no tiene un proceso definitivo, pero tiene pasos generales en cada etapa del proceso. Valore el proceso de los pasos anteriores en su trabajo y en su vida diaria para ayudarse a resolver problemas, crear nuevos productos y ser más creativo en su vida.

* Contador Público Autorizado
Administrador Financiero

 

YA TODO ESTÁ INVENTADO, YA TODO ESTÁ DICHO

Por:
Félix Miranda Quesada (*)

En un artículo anterior hablábamos sobre los emprendimientos (proyectos para mejorar nuestra situación económica, laboral y social) y la tendencia del ser humano a abandonar o rendirse en el intento. También mencionamos algunas excusas para abandonar o rendirse en el intento, una actitud muy común a la hora de emprender.

En este corto artículo voy a mencionar otra excusa muy frecuente que le impide a las personas, incluso iniciar un proyecto rumbo a su bienestar y el de su familia. Y es, el criterio, muy generalizado, de que “ya todo está inventado” y “ya todo está dicho”. Mito altamente peligroso el cual usted debe borrar hoy mismo de su mente.

Existe algo que se llama “creatividad” y que todos usamos de alguna forma con mucha frecuencia y, aunque muchas personas suelen decir que no son creativas, absolutamente todas las personas utilizan de alguna forma y en algún momento, la creatividad, ya que ésta, en menor o mayor grado es algo innato. Sin embargo, como muchas otras habilidades, la creatividad se puede desarrollar y mejorar, como dicen algunas personas: “ser más creativos”, podemos hacerla crecer y esto se logra, por un lado, con la práctica y por otro, trabajando un poco nuestra imaginación; sí, la imaginación es algo que ayuda a incrementar nuestra creatividad e, imaginar no cuesta mucho. Cuanto más haga las cosas, con mayor regularidad, más desarrollará la capacidad natural para ser creativo. Y, debemos saber, antes de continuar, que desarrollar y aplicar la creatividad, ayuda a reducir el estrés y mejorar su capacidad de resolución de problemas.

Qué podríamos hacer para desarrollar y mejorar la creatividad

En esta breve nota, voy a sugerir, sin que se limite a ellas, algunas prácticas y actitudes que pueden serle de gran ayuda.

* Observar. Observe siempre lo que hacen los demás a su alrededor. La forma en que vemos nuestro entorno ayuda a desarrollar nuestra creatividad y, no necesariamente para hacer o copiar, exactamente, lo que vemos; sino, más bien, para mejorar, cambiar o hacer diferente aquello que observamos y, es aquí donde puede radicar la forma determinante de decir: “no todo está inventado”. Esto abre su mente a nuevas posibilidades y  lo ayuda a inspirarse para construir su propia colección de actividades y formas de hacer aquello que ha observado.

* Arriesgarse. Todo emprendedor debe estar dispuesto a correr riesgos para desarrollar sus habilidades creativas en cualquier proyecto que emprenda y para ello debe tener claro que, el riesgo en su vida siempre existirá, aún sin tomar acción para algún proyecto y, talvez podría afirmar que, puede existir mayor riesgo en la inacción que en la acción. Si bien podría fracasar en su iniciativa, no puede pasar por alto que aumentará su creatividad y desarrollará habilidades que puede usar más adelante.

* Aumente su confianza. Conforme vea su progreso mientras usa su creatividad y habilidades, debería aumentar su confianza y afirmarse en el propósito para no rendirse. Esto representa una auto recompensa que usted se da por sus progresos.

* Escoja la mejor opción para la solución de problemas. En cualquier proyecto o emprendimiento que se lleve a cabo y podríamos decir que como algo inherente a ellos, siempre se presentarán problemas de algún tipo. Pero, recuerde que siempre podrían haber múltiples soluciones. Cuando aborde el problema, no olvide eso y deténgase a valorar las diversas soluciones. Busque entre esas soluciones cuál podría ser la óptima, en lugar de optar por la primera solución que se le venga a la mente. Esto también ayuda a desarrollar sus habilidades y a desarrollar su pensamiento creativo. En la búsqueda de solución para un problema podría descubrir algo innovador para su proyecto.

* Registro de actividades. Algo que muchos emprendedores pasan por alto o no le dan mucha importancia, es registrar en un diario o bitácora los pasos realizados durante el proceso creativo de su proyecto y de cómo solucionaron muchos de los inconvenientes o problemas que se presentaron, incluso aquellos que parecían insalvables. Esto es tan importante que podría ser la semilla para un nuevo proyecto, como veremos en otra de mis entregas.

* Cambiando escenarios. Aunque no profundizaré en este tópico, sí es importante mencionar que conforme se crece como emprendedor y se adquiera experiencia en un campo en particular, es importante empezar a incursionar en el cambio de escenarios o cambio de entornos, hacer este tipo de ejercicio podría facilitarle emprender un nuevo y exitoso proyecto sobre la base del anterior. Solo vea a su alrededor cómo, los emprendedores están trabajando un mismo nicho, pero con escenarios diferentes. Para evitar tecnicismos pondré un ejemplo simple. En algún momento, quienes vendían de forma ambulante empanaditas, utilizaban servilletas para entregar el producto. Un simple cambio como depositar la empanadita en una bolsa plástica y, entregar, además la servilleta podría constituirse en un nuevo proyecto sobre la base de uno anterior. ¿Recuerda cómo se vendían hace algunos años los granizados, copos, raspados (cualquiera sea el nombre que se utilice en su país)? ¿Ha notado los grandes cambios en la venta actual de este producto? Simple creatividad. Profundizaremos en estos temas más adelante.

* Luche contra su miedo al fracaso. Si teme cometer un error o fallar cuando intenta hacer algo nuevo, puede paralizarse y no ser creativo. Siempre van a ocurrir errores. El truco es no rendirse y aprender de ellos. No sería usted ni el primero ni el último que falla.

* Salga de su zona de confort y pruebe cosas nuevas. Haga esto de forma regular para desarrollar su creatividad. Cambiar cosas y hacer cosas fuera de su zona de confort estimula la creatividad. Comience con algo pequeño si no está listo para subir la gran montaña, pero no caiga en la inacción. Dé pasos hacia adelante siempre, observe, pregunte, pruebe, aprenda. No tiene nada que perder y sí, mucho que ganar.

* Sueñe. Estoy seguro que ha oído hablar mucho sobre el tema de soñar; no importa. Voy a repetírselo: sueñe, dedique un poco de su tiempo a soñar, deje que su mente se eleve hasta lo desconocido, hasta lo que ella pueda imaginar, que si puede imaginarlo, puede realizarlo. Soñar conduce a la imaginación y a la creatividad, porque despierta recuerdos y emociones y hasta conocimientos olvidados, sin omitir que lo impulsa a adquirir nuevos conocimientos; a estudiar y a investigar.

Y recuerde que la práctica es determinante cuando se trata de desarrollar su creatividad. Si no realiza sus actividades con regularidad, ya sean mentales o físicas, su creatividad se desvanece, se adormece. Hay muchas formas de desarrollar su creatividad. Encuentre las que funcionen para usted.

Por nuestro éxito, nos leemos en una próxima entrega.

(*)
Contador Público Autorizado
Administrador de Empresas

 

NO SE RINDA: ES TIEMPO DE AVANZAR

Por:
Félix Miranda Quesada (*)

Son tiempos difíciles para la economía y, principalmente, para la economía de las clases más desfavorecidas, para los empleados que viven de un salario y que han visto disminuido el mismo por el cierre de empresas, por disminución de jornadas y por disminución de los salarios que percibían hasta hace solo unos meses. Pero también se han visto afectados en su economía y por lo tanto en su estabilidad familiar y social, las personas que han dependido de un trabajo por cuenta propia, sin un patrono y sin los beneficios de seguridad social, aguinaldo o vacaciones. Todo esto, nos ha llevado a tomar decisiones de cambio, en algunos casos, decisiones drásticas.

Ante el panorama descrito, el cual para nadie es desconocido, todos nos hemos visto en la necesidad de tomar acciones para poder salir adelante y sacar adelante a nuestras familias, que dependen de nosotros; para poder vivir, al menos, de una manera aceptable y digna, en cuanto a las necesidades básicas diarias. Algunas personas ya empezaron, otras están pensando en hacerlo y, probablemente, todos deberemos hacerlo en algún momento. Y, ese cambio empieza con una idea, un proyecto, un emprendimiento.

Si ya empezó o va a empezar

Si usted ya empezó o está por empezar con un proyecto diferente a lo que ha venido haciendo hasta ahora, por motivo de la situación mundial que estamos viviendo y que está afectando principalmente a los que menos tienen, o sea a las familias más pobres, o si está por empezar, es muy posible que usted en algún momento desde que empezó con su idea ya haya pensado en rendirse o que en alguna ocasión, se vaya a sentir tentado a hacerlo.

Si ha pensado en rendirse o le llegara ese deseo en alguna parte de su proyecto o emprendimiento, es el momento de detenerse, pero solo para reflexionar, reorganizar sus ideas y tomar el coraje necesario para continuar y, llevar a feliz término ese proyecto, esa idea que, en un algún punto inició. Probablemente coincidamos en que las principales razones que usted está poniendo como “excusas”, aunque no las únicas, para alejarse de su proyecto y que, sabemos las ponen la mayoría de las personas que inician un proyecto, son la falta de tiempo, falta de dinero o falta de habilidad y capacidad. No importa cuál sea esa razón o excusa, que puede ser cualquier otra no mencionada aquí, no desista de su proyecto, no desista de su propósito de mejorar su economía y su situación en general. Es el momento de analizar detenidamente sobre “eso” que lo está deteniendo o lo puede llegar a detener, porque cualquier excusa utilizada para dejar de desarrollar su proyecto de vida, no es más fuerte que sus capacidades y habilidades que lo han llevado hasta el punto donde se encuentra o se encontraba antes de la pandemia actual.

Es hora de planificar su tiempo, hacer un cronograma en el que refleje claramente en qué está invirtiendo su tiempo, qué está haciendo en cada tramo del día, descubrirá con mucho asombro y talvez alegría que “le sobra” tiempo para desarrollar ese proyecto y llevar a cabo esas actividades que mejorarán su forma de vida y de su familia. ¿Dinero y recursos? Siempre recuerdo cuando en la Universidad, en los cursos de pedagogía nos ponían como ejemplo, a docentes que si recursos, en lugares retirados, alejados de las comodidades de la ciudad, pero con planificación y con buenas ideas, lograban superar en sus clases de las diferentes disciplinas a aquellos educadores que tenían todas las comodidades. Así que, con pocos o muchos recursos, siempre se puede salir adelante en ese proyecto de cambio.

Piense en los grandes y exitosos proyectos que hoy le dan vida a la economía y de los que, de alguna forma usted y yo formamos parte como consumidores o usuarios. ¿Cree que sus desarrolladores nunca pensaron, en algún momento, en desistir o que no tuvieron tropiezos de diferente naturaleza? Pues la historia y anécdotas de ellos nos dicen lo contrario. Se requirieron, en ocasiones, muchos intentos, hubo tropiezos y obstáculos que sus creadores supieron aprovechar, aún contra su deseo de no seguir, para ser los proyectos y empresas que hoy son. ¿Habilidades? Nunca más que hoy y sobre todo en la coyuntura actual, hubo tanta información disponible a un costo sumamente bajo y hasta gratis, para desarrollar casi cualquier proyecto.

Anímese a empezar, continuar o concluir ese proyecto que mejorará sus condiciones de vida. Que la “falta de tiempo”, la “falta de dinero” y la “falta de habilidades” nos sean justificación ni excusa para alcanzar el éxito. Y, si no había pensado en una alternativa para su condición actual, lo invito a que piense en esa idea, esa habilidad que no está aprovechando y gánele a las “adversidades” que las circunstancias nos presentan. Concluyo con esta frase: “si otros han podido, tú también puedes”. Hasta la próxima.

(*) Contador Público Autorizado
Emprendedor

TRISTEZA, CORAJE Y LÁSTIMA

Por:
Félix Miranda Quesada
Contador Público Autorizado

HAY COSAS QUE CAUSAN MUCHA TRISTEZA

Hay cosas que causan mucha tristeza y, no me refiero, precisamente, a la Pandemia del COVID, ni a la crisis económica, social, laboral y cultural que se vive en Costa Rica.

Me refiero, más bien, al hecho de ver personas OPINANDO sobre eventos ocurridos en el país en materia política con rasgos legales y constitucionales inherentes a dichos eventos.

Claro, es tolerable escuchar defensas a favor de algunas acciones de personas del Gobierno, como el Presidente, el Director General de Salud y otros, basadas en aspectos como: «tiene derecho a unas vacaciones», «ha trabajado mucho», «haga lo mismo y no sufra», «envidiosos» y otras expresiones similares, cuando estas «defensas» proceden de personas no familiarizadas con la Constitución Política, Las Leyes (algunas de relativa reciente creación) sin pasar por alto, la falta de familiarización con la historia.

Pero, cuando «defensas» de esa naturaleza provienen de personas de la Academia; dígase de Abogados, Economistas, Contadores Públicos, Financistas, Profesores Universitarios, etc., causa mucha tristeza y, podría decirse que hasta coraje. Y, no por la defensa per se, o por la potencial falta de conocimiento; sino, porque tal «defensa», más que defensa, podría no provenir de un domesticado ni de un defensor, sino de uno (o varios) oportunistas, buscando migajas o el banquete mismo, cual hienas hambrientas; porque «no hay defensa gratis».